MERCADO BARCELÓ

Hoy traemos a PxM un nuevo mercado, esta vez no en un ejercicio de rehabilitación como el caso del mercado de San Miguel que glosáramos hace unos meses, sino como elemento de nueva planta. Sustituyendo el viejo mercado de Barceló, en un aggiornamento sorprendente de rotunda y aligerada volumetría que amplía y diversifica el primitivo programa funcional, incorporando un polideportivo, una biblioteca y áreas de restauración y degustación de productos. Vamos a verlo.

Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano son sus autores, como ganadores de un concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid en 2009; con una propuesta dotacional híbrida, comprometida por un contexto urbano complejo en el que conviven edificios contemporáneos con los edificios antiguos del ensanche.

mercado-barceló

Su organización volumétrica en tres piezas, resume los tres apartados del programa de uso; Mercado, Polideportivo y Biblioteca; en una escultórica resolución que ensambla los dos primeros, en tanto que la biblioteca se ofrece como elemento aislado y separado de los anteriores mediante un espacio abierto y transversal, a modo de plaza longitudinal entre las calles de Barceló y Beneficencia.

El espacio intersticial que separa el mercado del polideportivo es más delgado y sutil; un vacío apenas surcado por pasarelas que enlazan y comunican uno y otro bajo el espectacular voladizo del polideportivo sobre la cubierta del mercado. Una especie de calle o galería cubierta que enlaza Mejía Lequerica con la Plaza de la Biblioteca.

barceló planta

El mercado compacto y autónomo se organiza en varios niveles, de los que la terraza superior se constituye como observatorio sobre la ciudad y, sobre la que a su vez; vuela y se asoma el polideportivo, en un inquietante equilibrio de atrevida resolución estructural. Los diferentes niveles del mercado están comunicados por un sistema de rampas y escaleras mecánicas en el vacío contiguo a la galería cubierta y desde los que se accede a un esquema ordenado de puestos de venta.

Una piel constituida por piezas de vidrio moldeado –opalescente o traslúcido- envuelve cada uno de los tres volúmenes, proporcionando a los mismos una gran sensación de ligereza y luminosidad que trasciende al interior y –a la inversa- convierte el edificio en lámpara luminiscente hacia el exterior.

Sin duda merece una detenida visita.



Los Comentarios están cerrados.