ANTIGUA SEDE DE MARTINI & ROSSI

Hoy traemos a PxM una delicada pieza de arquitectura de finales de los 50, la sede de Martini Rossi, obra del arquitecto Jaime Ferrater; que hoy acoge la sede corporativa de una firma de señalética y mobiliario urbano; tras la rehabilitación realizada por uno de los grandes arquitectos españoles del momento, familiarmente vinculado por el mismo apellido: Carlos Ferrater.

Poco después de la salida al aeropuerto desde la carretera de Barcelona, queda a su derecha una de las más vanguardistas obras de aquellos años. De apariencia ingrávida y aerodinámica, el cuerpo de la primera planta correspondiente a la nave de embotellado parece levitar; suspendido de los arcos parabólicos de hormigón, en una solución estructural novedosa que tiene cierto paralelismo con los puentes de tablero suspendido de arcos similares y –salvando las distancias- con las Torres de Colón. El argumento no es otro que el de la diafanidad que el sistema proporciona al espacio bajo los elementos colgados y, asimismo, la menor sección del acero necesario en la tracción de los elementos de suspensión.

Matini Rossi

Como puede apreciarse en la sección transversal, los dos forjados -de piso y cubierta- quedan suspendidos en diferentes puntos del arco parabólico de hormigón armado.

La organización espacial del conjunto en diversos volúmenes, responde a los diferentes requerimientos funcionales del programa netamente industrial de una fábrica de aperitivos y licores, a partir del tratamiento de vinos. Así, junto a las naves de las tinas, licores y vermut; los almacenes, talleres, oficinas y el club social, configuran una volumetría diversificada enmarcada sobre una pradera de césped por su frente norte a la avenida de Aragón.

Su rehabilitación ha recuperado un excelente edificio protegido del sXX y en lamentable estado de abandono; convirtiendo su arquitectura en soporte y espacio de una sede corporativa de nuestro tiempo. La regeneración de estructuras, acabados interiores y los paños de cerramiento exterior; que con soluciones técnicas actuales adaptadas a los primitivos diseños, proporcionan al edificio una renovada vitalidad, por la que recibiera uno de los premios del Ayuntamiento de Madrid en el año 2011.

 

 



Los Comentarios están cerrados.