OBSERVATORIO ASTRONÓMICO

Hoy traemos a PxM otra obra de Juan de Villanueva, el Observatorio Astronómico; que en 1790 diseña y construye por encargo de Carlos III para el conjunto del Salón del Prado; con el Gabinete de Historia Natural (hoy Museo) y el Real Jardín Botánico. En el cerrillo de San Blas, junto a los jardines del Buen Retiro, asomándose a la cornisa de poniente.

Breve y pionero receptáculo para la observación del cielo, como metodología para desarrollar la geodesia y perfeccionar la cartografía del siglo XVIII, el edificio se revela al visitante a medida que asciende por la ladera; como sucede llegando a la Villa Rotonda, que asimismo se sitúa en un promontorio cercano a Vicenza. De evidente inspiración palladiana, su magnífico atrio de columnas en la fachada sur, de fuste liso y capiteles corintios, da acceso a una sala central con doble altura y planta octogonal cuyos lados se cierran superiormente con arcos de medio punto bajo los que se abren ventanales semicirculares. De la clave de su bóveda cuelga un espectacular péndulo de Foucault que mide la fuerza gravitatoria.

observatorio

A ambos lados de la sala central se abren dos salas; el gabinete de estudio-biblioteca, delicioso saloncito envuelto en anaqueles llenos de libros y el gabinete de la hora, en cuyo techo y paredes se abre un delgado hueco que sigue la orientación del meridiano.

Sobre este cuerpo central, de planta de cruz griega y doble altura, se yergue una bellísima y delicada linterna circular de columnas con capiteles jónicos, que recuerda el templete romano de Bramante en San Pietro in Montorio.

Gravemente dañado en la guerra de la independencia, tanto en su arquitectura como en sus contenidos, el edificio se completa y rehabilita por Narciso Pascual y Colomer, bajo el encargo de la reina María Cristina en 1834.

Adscrito al Instituto Geográfico Nacional a principio de 1900 ha dedicado su actividad a la investigación astronómica y el desarrollo de los instrumentos asociados a la misma.

Una delicada pieza de ese neoclasicismo virtuoso de Villanueva que merece visitarse.

 



Los Comentarios están cerrados.